Los ex-ministros del Ministerio de Salud Pública, Rafael Sánchez Cárdenas y Bautista Rojas Gómez, indicaron no estar a favor de que se aplique una tercera dosis de la vacuna contra el Covid-19.

Aseguraron que por el momento no hay hechos científicos que demuestren la necesidad de que se aplique una nueva dosis a las que ya tienen la segunda dosis.

“Vemos que una tercera dosis necesita, desde nuestro punto de vista, un tiempo para estudiar sus posibilidades, lo que sí pensamos es alguien que tenga Sinovac, pudiera ponerse una segunda dosis de Pfizer, y eso estaría en la línea de contención de la variante Delta, que es la variante que está justificando esta decisión”, dijo Sánchez Cárdenas a su salida de la reunión que sostuvo el Gabinete de Salud, en el Palacio Nacional, la cual fue encabezada por el presidente Luis Abinader.

“Pienso que había otro modo, porque eso puede crear, y la percepción que tengo es que generó en la población cierto desazón. Un programa que iba bien, que va marchando bien, pues sencillamente empujémoslo, y no tenemos que hacer ese tipo de procedimiento comunicacional que se ha hecho”, sostuvo Sánchez Cárdenas, quien aseguró que el PLD apoya y siempre va a apoyar la jornada de vacunación contra el virus.

Miestras que , Bautista Rojas Gómez, representante de la Fuerza del Pueblo, dijo que como partido ya han fijado su posición, y es que entienden que una tercera dosis no es necesario en este momento.

“La fuerza del pueblo tiene una posición que todavía la reitera, todavía faltan evidencias científicas que establezcan la necesidad de esta tercera dosis. Nosotros lo que estamos solicitando es que hayan las evidencias necesarias para que se establezca la necesidad de que se dé una tercera dosis, con un biológico diferente al de las dos dosis anteriores”, concluyó.

El encuentro contó con la del ministro de Salud Daniel Rivera, quien dijo que este miércoles estarán dando detalles sobre el proceso en una rueda de prensa que ofrecerá el Gabinete de Salud en horas de la tarde.