Desde hace años el café dominicano se ha posicionado en el mercado internacional siendo calificado como romántico y chocolatoso.

Su origen data del siglo IX en Etiopía y luego se expandió por todo el mundo.

En la República Dominicana el café se empezó a comercializar a partir del año 1860, siendo utilizado anteriormente para consumo interno.

La mayor producción del café se da en las sombras de las montañas, siendo Azua, San José de Ocoa, Puerto Plata, Spaillat y Barahona algunas de las Provincias donde mas se cultiva este producto de consumo masivo y fama mundial.

El café pasa por un proceso de varias etapas para llegar a su fase final y ser consumido.