WEDNESDAY 28 OCTOBER 2020

 

Al norte de la República Dominicana, se encuentra rodeado de montañas, cavernas, cayos, bahías, colinas, mogotes y manglares, el paradisiaco Parque Nacional  Los Haitises, visitado y disfrutado por miles de turistas, que viajan en sus adentros solo para deleitarse con sus inagotables atracciones y riquezas, naturales entre ellas la flora y la fauna, sin dejar de mencionar su vegetación que complementa en su conjunto un verdadero paraíso.

 

Este maravilloso parque que incita a ser recorrido se caracteriza por poseer dentro de su  flora, un bosque húmedo tropical,  conservando remanentes  boscosos representativos de especies latifoliadas  tales como, Cabirma Santa, Guarea Trichiliodes, Cedro, Ceiba, Copey , Caoba y Hojancha, además de sus hermosísimas y numerosas especies de orquídeas.

 

En cuanto a su fauna posee una gran variedad,  debido a la diversidad de sus ambientes. Especies mamíferas y endémicas en peligro de extinción como lo es el murciélago, han sido siempre parte de este cautivador espacio.

 

La vegetación actual de este exquisito lugar, es boscosa, permitiendo el desarrollo de algunas variantes del bosque, por el terreno y suelo que posee.

 

   La Puerta del Conde como la conocemos hoy en día encierra una historia muy particular en pro de la libre República Dominicana de la cual disfrutamos.


Su construcción comenzó en el año 1543 y fue llamado el Fuerte de San Genaro, diseñado con el objetivo de defender a Santo Domingo de los ejércitos invasores y ataque de piratas y corsarios.


Para el año 1655 esta muralla fue modificada luego de que los ingleses,  William Penn y Venables Robert , intentaran invadir Santo Domingo.  La invasión fue frustrada por las tropas españolas al mando del Capitán General de la Colonia, Don Bernardino de Meneses y Bracamonte, Conde de Peñalva, debido a su valor, el lugar fue nombrado en su honor La Puerta del Conde. 

 

 La muralla se adjuntó al Fuerte de San Genaro y las estructuras no se podían distinguir y desde entonces es conocido  como La Puerta del Conde. 


El Baluarte del Conde fue un modelo típico de la escuela de siglo 17 fortalezas bastión de la influencia italiana, que se conservan en el Caribe como una importante herencia de las fortificaciones del siglo 17.

 

Hoy en día, La Puerta del Conde sirve como la entrada principal de El Parque Nacional (Parque Nacional), también conocido como Parque de la Independencia. Inscrito por encima del arco de la Puerta del Conde es «ỉDulce et decori est pro patria Morii» , en latín, que significa «De hecho, es dulce y honorable morir por la patria «.

 

Cabe destacar que allí se encuentran descansando los restos de los honorables y llamados Padres de la patria, Juan Pablo Duarte, Ramón Matías Mella, y Francisco del Rosario Sánchez.

 

El Baluarte del Conde es un símbolo de independencia y cuenta con varios monumentos y estructuras que dan testimonio de la lucha por la libertad dominicana. Es común referirse a la fortaleza como la Puerta del Conde  Parque Nacional, siendo que estos son los dos símbolos más evidentes e importantes de la República Dominicana , el parque es donde el Altar de la Patria se encuentra.

 

El Parque Independencia (Independence Park) es un parque histórico dentro de los límites de El Baluarte del Conde llamado así porque contiene el sitio donde se proclamo la independencia de la República Dominicana en 1844.

 

 

 

{jumi[*4]}

 

 

alt

 


Los Haitises, un pedacito de tierra dominicana

 
Al norte de la República Dominicana, se encuentra rodeado de montañas, cavernas, cayos, bahías, colinas, mogotes y manglares, el paradisiaco Parque Nacional  Los Haitises, visitado y disfrutado por miles de turistas, que viajan en sus adentros solo para deleitarse con sus inagotables atracciones y riquezas, naturales entre ellas la flora y la fauna, sin dejar de mencionar su vegetación que complementa en su conjunto un verdadero paraíso.
 
Este maravilloso parque que incita a ser recorrido se caracteriza por poseer dentro de su  flora, un bosque húmedo tropical,  conservando remanentes  boscosos representativos de especies latifoliadas, de las que probablemente nunca habíamos escuchado hablar como son, la Cabirma Santa, Guarea Trichiliodes, Cedro, Ceiba, Copey , Caoba y Hojancha, además de sus hermosísimas y numerosas especies de orquídeas.
 
 
En cuanto a su fauna posee una gran variedad,  debido a la diversidad de sus ambientes. Especies mamíferas y endémicas en peligro de extinción como lo es el murciélago, han sido siempre parte de este cautivador espacio.

 

 

Este exquisito lugar posee en la actualidad una vegetación boscosa, permitiendo el desarrollo de algunas variantes del bosque, por el terreno y suelo que posee.

 
 Se distinguen los bosques entre los mogotes, por su suelo mineral con material orgánico, así como los bosques colocados por la  misma naturaleza encima de los mogotes, sobre la roca y casi sin suelo mineral.
 
La gran mayoría de los visitantes coinciden en decir que es una experiencia inolvidable recorrer y conocer los rincones de este parque bien llamado Los Haitises, cuyo significado es tierra alta o tierra de mogotes, tal es el caso de la señorita, Margaret Preto oriunda  de la ciudad de Florida quien lo define con pocas palabras ‘’es el principio de la belleza dominicana’’
 
Este emocionante destino turístico que nos remonta a los años de los dinosaurios, fue  creado en República Dominicana mediante la Ley 409 el 3 de junio del año 1976.
 
El  Parque Nacional Los Haitises contiene la más grande muestra del manglar caribeño, en el que predominan especies  de manglares y muchos otros  recursos naturales no existentes en ningún otro lugar del mundo, un tesoro que llama ser descubierto, cautivando  la atención de cada rincón del mundo.

 

{jumi[*3]}

 

Vídeo de la semana