Panorámica del escenario de la Avenida de Anaga poco antes de comenzar el recital de Juan Luis Guerra.

Panorámica del escenario de la Avenida de Anaga poco antes de comenzar el recital de Juan Luis Guerra.

La celebración del Carnaval de Día colapsó este sábado 9 de marzo por completo Santa Cruz de Tenerife. El reclamo de la actuación de Juan Luis Guerra reunió a muchísimos carnavaleros en el epicentro de la ciudad, que se vio desbordada a lo largo de todo el día.

La afluencia de personas superó todas las expectativas previstas por los organizadores, que habían calculado que la capital recibiría a más de 350.000 personas. A poco de llegar a las 23:00 horas de este sábado, el Ayuntamiento de Santa Cruz informaba oficialmente de que el número de asistentes al Carnaval de Día, incluyendo el recital del dominicano, fue de alrededor de 400.000 personas, con lo que se superaron las 240.000 personas que acompañaron a Celia Cruz en el año 1987, durante uno de los bailes más multitudinario que se recuerdan.

Este fue el comunicado del Consistorio capitalino: «La afluencia de público al Carnaval de Día celebrado hoy en Santa Cruz de Tenerife se ha situado en torno a las 400.000 personas, en todo el ‘cuadrilátero’ y a lo largo de esta jornada festiva, según fuentes de la Policía Local de la capital tinerfeña. La celebración tuvo como instante cumbre el concierto ofrecido por el cantante dominicano Juan Luis Guerra en el espacio litoral de la ciudad, entre la avenida Francisco La Roche y la plaza de España, completamente abarrotado de espectadores, igual que la Alameda y calles adyacentes como La Marina, Villalba Hervás y Emilio Calzadilla. Antes de que diera comienzo el concierto, las vías de entrada a la ciudad se vieron bloqueadas de vehículos».

La llegada de turistas y canarios procedentes de otras islas se sumó a la afluencia masiva de tinerfeños que abarrotaron la ciudad. Miles de vehículos colapsaron las principales vías de acceso. Fueron muchos los que tuvieron que pasarse un largo tiempo en cola para poder acercarse en coche al Cuadrilátero carnavalero.

Fuente del artículo completo , periódico La Opinión